Tratamiento para la celulitis

La celulitis puede incrementar en el embarazo. Galería

Buscar un tratamiento para la celulitis significa comprender el proceso de su aparición y combinar una serie de actividades hechas en casa con algunas otras de caracter meramente estético. La celulitis aparece en mujeres delgadas así como en mujeres con sobre peso; es por ello que algunos expertos consideran que más allá de tratarse sólo de acumulación de grasa en los tejidos de la piel, se debe a un proceso hormonal y de asimilación de grasa y agua; considerando esto, el tratamiento para la celulitis implica un cambio desde dentro.

Tratamiento para la celulitis en casa

La celulitis puede presentarse en diferentes etapas de la vida de una mujer, sobre todo, después de la pubertad, etapa en la que los cambios hormonales inician. Conocida como la celulitis inicial y denominada como celulitis dura o compacta es aquella en la que no se aprecia a simple vista, pero cuando se pellizca la piel unos pequeños hoyos se alcanzan a percibir. Esta estapa puede recibir un tratamiento para la celulitis completamente hecho en casa. Se debe incrementar el ejercicio físico y la cantidad de agua que se beba al día. Los ejercicios

Tratamientos con aparatos

Tratamientos con aparatos

Existen otros dos tipos de celulitis que, aunque se trate con remedios hechos en casa, requiere otro tipo de atención. Cuando la celulitis ya se encuentra más desarrollada y a afectado más piel, puede pertenecer a la celulitis edematosa, a causa de problemas hormonales, en su mayoría de casos estudiados, caracterizada por un fuerte dolor al contacto con la zona afectada. Se le llama edematosa porque se asocia a la aparición de edemas, hematomas sin aparente causa o várices. Por su parte la celulitis blanda es la que afecta comúnmente a mujeres de mas de 40 años es aquella que deforma el cuerpo considerablemente, es abultada y pareciera que es un efecto de la obesidad. Provoca poco dolor, pero si muchas afecciones depresivas por la cuestión de dañar la apariencia física. Para estos tipos de celulitis, afortunadamente la tecnología también ayuda a corregir esas imperfecciones del cuerpo, tal y como lo es la “piel de naranja”. Estos varían en precio y en el número de cesiones para recibir el tratamiento. Existen tres tratamientos básicos y posteriormente el especialista puede sugerir algún otro complementario. Los básicos son: Terapia de radiofrecuencia: Radiaciones electromagnéticas que generan vibraciones y calentamiento profundo en la dermis, activando la fabricación de elastina y colágeno en los fibroplastos. Para este tipo de tratamiento se requieren entre 5 y 8 sesiones que pueden ir desde los $1500.00 pesos a los $4000.00. En el Distrito Federal se puede acudir a Meditec, en Tajín 763, local 102. Colonia Letrán Valle. Masaje: Sirven para activar la circulación y ayudar a remover el concentrado de grasa y agua en los depósitos ya formados. Ayudan a evitar la flacidez. En algunas ocasiones se utilizan pequeños aparatos para facilitar y aumentar los resultados. El precio oscila entre los $250.00 y $500.00 pesos en lugares como Clínica de belleza Guinot Felix Cuevas. Para obtener más detalles se puede consultar la página en internet www.clinicadebelleza.com.mx Drenaje linfático: El drenaje linfático suele combinarse con la cavitación que consiste en remover las células afectadas de la piel para mejorar la apariencia visible de la piel. El tratamiento suele componerse por cuatro sesiones de drenaje linfático y cuatro de cavitación. Las clínicas de belleza pueden ofrecerte paquetes desde los $1,000.00 hasta los $6,740.00 pesos, como en la clínica Vive Bella, ubicada en Luz Saviñon 513, segundo Piso, Colonia del Valle o puedes consultar más información y paquetes en www.vivebella.com

Recomendaciones generales

Recomendaciones generales

Hay tareas básicas que se pueden realizar desde casa y, como su nombre lo dice, son tan básicas que es el inicio del tratamiento desde dentro de nuestro cuerpo hacia el exterior. -Evitar la sal. -Reducir el consumo de azúcar. El azúcar al no ser utilizado en nuestro cuerpo se convierte en energía y a su vez en grasa que se adhiere a las paredes de las células. -Reducir el consumo de grasas transgénicas. Se recomienda intercambiar el aceite ordinario, por aceite oliva. -Aumentar la cantidad de líquidos que se beben al día. -Realizar ejercicio. Se puede iniciar con caminatas y progresivamente aumentar el ritmo y la cantidad de ejercicios realizados, mismos que promuevan la circulación de las piernas. -Evitar el tabaco e ingerir bebidas alcohólicas. -Consumir cítricos.

Más artículos como este
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo